Ayer por la noche, el teatro Gran Mariscal se llenó por completo para presenciar a las niñas y jóvenes del taller del Ballet Universitario, dirigido por la profesora Odalis Vidal Columba. 
Antes de las siete de la noche las filas eran muy largas por lo que tuvo que habilitarse todos los espacios que tiene el más importante teatro de la ciudad de Sucre, de esta manera permitir que nadie se quede si presenciar el esfuerzo y la capacidad de más de 60 artistas en escena, quienes prepararon las obras durante toda la gestión. 

Al promediar las 20 horas se abrió el telón, las luces de colores se encendieron, la música retumbó el escenario y empezaron a ingresar al escenario las bailarinas y bailarines de distintas edades para interpretar los cuadros de la obra “SUEÑO, UNA NOCHE DE VERANO”, basada en la composición de William Shakespeare y adaptada para ballet por el coreógrafo ruso- americano George Balanchine en 1962, considerado el coreógrafo más influyente del siglo XX. 
A la conclusión de la obra, el público se emocionó por la perfecta puesta en escena y aplaudieron a los artistas y a su directora por la calidad de interpretación.

Posteriormente, las niñas del Taller ingresaron a presentar diversos cuadros de ballet con una brillantez insuperable que sorprendió a la concurrencia, además llenó de optimismo por el gran semillero de artistas que está produciendo el Taller de Ballet de San Francisco Xavier y que está trayendo lauros para el Departamento de Chuquisaca.
En la parte final del espectáculo artístico, el ballet folclórico de la Universidad presentó varias estampas nacionales que ayudaron a recorrer imaginariamente las diferentes expresiones culturales que tiene el país.
Felicidades a los profesores y directores de ambos elencos de ballet que tiene la Universidad de San Francisco Xavier.