El pasado 25 de julio la Universidad boliviana recordó 87 años de vigencia de la Autonomía Universitaria, con ese motivo la comunidad universitaria de San Francisco Xavier,  ayer rindió homenaje a quienes arriesgaron su vida por la Autonomía y la democracia en el país.
El rector, Eduardo Rivero, hizo referencia en el acto que se desarrolló desde las cinco de la tarde en el Teatro Gran Mariscal, a la resistencia de los movimientos estudiantiles durante las intervenciones militares y de gobiernos autoritarios a las universidades del país, dijo Rivero que gracias a la convicción y el compromiso de importantes dirigentes estudiantiles, se logró recuperar la autonomía y la libertad.

Posteriormente, fue crítico con las personas que aseguran que en la Universidad no se investiga, por el contrario, dijo Rivero, está demostrado en foros nacionales e internacionales que el 67 por ciento de la investigación se genera en las universidades.
Así también, resaltó la presencia universitaria en las provincias como una señal clara de extensión del conocimiento a todos los sectores de la población, como única vía que facilita el desarrollo de las regiones.

“Es falso que nuestra Universidad esté en los últimos lugares, porque para nadie es desconocido que sí hacemos ciencia, investigación y aportamos al conocimiento, por ejemplo, el permanente intercambio de estudiantes y docentes al exterior del país, se debe al alto nivel de credibilidad que cuenta la Universidad en la formación superior”, concluyó. 

El vicerrector, Walter Arízaga, a tiempo de rendir homenaje a los hombres y mujeres que conquistaron la Autonomía Universitaria, planteó la reingeniería de la Universidad para cumplir sus propósitos en bien de la sociedad y su pueblo. Reflexionó sobre el aporte investigarlo y científico de los docentes a quienes pidió mayor compromiso. “Enriquecer el capital humano con una educación integral y con valores en una formación que permita a ese estudiante desenvolverse mejor en su entorno. La libertad de cátedra y la libertad de expresión deben respetarse como un arma de defensa de la verdad”, señaló.

El representante de la Federación Universitaria de Docentes, Víctor Hugo Gutiérrez, explicó que el crecimiento cuantitativo en las universidades se debe sobre todo a la masificación vegetativa del sector estudiantil para permitirles cumplir con sus obligaciones y fines.
“La finalidad de la Autonomía Universitaria es velar por la independencia institucional y rechazar su posible intervención por parte del gobierno y otros agentes externos”, mencionó. 

Por último, el ejecutivo de la Federación Universitaria Local, Rubén Padilla, se refirió al Manifiesto Liminar de Córdoba, como el documento que inspiró a las universidades de América a luchar por su Autonomía. También destacó el ejercicio del Cogobierno docente – estudiantil.
“El rol del movimiento estudiantil en la conquista y defensa de la Autonomía ha sido determinante para que hoy las nuevas generaciones de estudiantes y docentes se beneficien de lo que permite la autonomía, por ejemplo la libertad de pensamiento, la libertad en la administración de recursos y elección de autoridades. También los estudiantes hemos sido y somos principales actores en la defensa de la libertad, así sucedió hace algunos años en la defensa de la asamblea constituyente que se vio amenazada por la intervención de agentes externos.

Al culminar el acto, las máximas autoridades de la Universidad, descubrieron una placa de reconocimiento y homenaje a quienes forjaron la Autonomía Universitaria, aprobada en Bolivia por Decreto Supremo en 1930 y ratificada en un referéndum nacional para hacerse Ley de la República en 1931.